¿Cómo fue el Mega terremoto en Valdivia 1960?

En 1960, no hubo 21 de mayo festivo en Chile: a la madrugada se registró un terremoto en Concepción, 7,5° escala Richter. Al día siguiente, otro sismo de igual magnitud se registró a la tarde en Chiloé. En menos de un minuto, llegó el Mega Terremoto en Valdivia  1960 vivió el terremoto más grande registrado en el mundo, devastando desde la región del Biobío hasta la región de Aysén.

Valdivia poseía una alta actividad económica industrial que la caracterizaba a nivel nacional, siendo considerada como un lugar próspero para vivir a inicios de 1960. Luego del incendio en 1909, la ciudad tenía un estilo neoclásico, apodándola como “La perla del sur”. Aun así, la brecha económica era gigantesca. La mayor población trabajaba en las industrias, el sueldo era bajo y la mortalidad infantil alta.

¿El terremoto arruinó Valdivia?

El terremoto botó todo: industrias, navieras, la belleza valdiviana. El diario El correo de Valdivia titulaba una nota “No fue un terremoto: Fue un cataclismo de proporción universal”.  Hernán Olave, quién era director de la Radio Camilo Henríquez”, escribió en su libro “Horas de tragedia o el cataclismo en Valdivia” que:

Fuimos epicentro de una zona en que cayeron edificios, casas, se deslizaron gigantescos cerros, se rebalsaron los ríos, se hundió la tierra, el Río Valdivia se convirtió en Golfo, aparecieron nuevos volcanes y despertaron otros que parecían dormir un gran sueño […] El estruendo vino acompañado de un movimiento que iba “in crescendo” hasta que culminaba en un terrible remezón…de la misma forma se repitió durante 4 minutos y medio..”

CONOCE LOS MEJORES SERVICIOS TURÍSTICOS DE VALDIVIA (PINCHA AQUÍ)

Terremoto de Valdivia

El maremoto

Aun así, lo peor estaba por venir. La costa, de Ñuble a Puerto Saavedra, se vieron afectados por esta gran catástrofe. Las olas destruyeron más de 8 poblados. Corral fue uno de ellos, que vivió tres maremotos consecutivos. En las costas de Valdivia, los muertos ascendieron a 100. El territorio vivía de la pesca, por lo que la economía se hundió mucho más.

Durante los días siguientes, las comunicaciones estaban cortadas y la información al exterior era confusa. Entre los mismos pobladores colaboraron unos con otros para levantar a su ciudad y sus vecinos. Al conectarse la ciudad, la ayuda humanitaria llegó. Desde universitarios hasta del extranjero. Jaime Henríquez, cuenta en su libro 1960: memorias de un desastreque:

 “Aquel carácter solidario del Chile de 1960 involucra “una disposición” al sacrificio por quien se encontraba en desgracia. No era tan solo la ayuda material y fácil de quien se desprende de lo que le sobra, sino que involucraba el voluntariado, el trabajo, el esfuerzo, la empatía e incluso podía considerar el despojo.”

Cuando las catástrofes no se podían superar, el lago Riñihue se represó por los escombros acumulándose agua como cuál taza de té a punto de desbordar. Apenas el gobierno confirmó el fenómeno, las labores de evacuación comenzaron. De diferentes lugares del país, albergaron a los pobladores del inminente Riñihuazo.

Valdivia sigue siendo la perla del sur de Chile

Valdivia no desapareció. Ni el terremoto, el maremoto, el Riñihue impidieron que hoy puedas disfrutar de una estadía en La perla del Sur. ¡Te esperamos!

Entrada creada por: Damary Subiabre

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *